La convergencia entre diferentes tecnologías de telecomunicaciones se ha vuelto crucial para alcanzar la cobertura y calidad de servicio deseadas. Daniel Losada, vicepresidente internacional sales en Hughes, en entrevista con Mobile Time Latinoamérica ofrece una perspectiva sobre cómo el internet satelital está jugando un papel fundamental en el despliegue y expansión de las redes 5G, especialmente en regiones como América Latina.

Daniel Losada, vicepresidente internacional sales en Hughes

Uno de los principales desafíos que enfrenta la implementación de redes 5G es la infraestructura necesaria para su despliegue. Ahí es donde el internet satelital entra en escena como un aliado clave. «El internet satelital facilita la conectividad a las torres en áreas donde no hay otra forma de conexión, o actúa como respaldo para los enlaces primarios», explica Losada. Esta capacidad de proporcionar conectividad en zonas remotas o de difícil acceso es vital para cumplir con las obligaciones de cobertura de las empresas de telecomunicaciones y para ampliar su alcance.

Ese tipo de colaboraciones ya se está generando con las telcos en América Latina, Losada señala que esta se realiza a través de diferentes modalidades. “Le estamos dando conectividad a las torres en sitios donde no hay otra forma de conectar o como respaldo para prestar el servicio”. En países como Estados Unidos, Hughes es una telco que provee 5G, por lo que en América Latina están trabajando con proveedores de redes privadas 5G, con tecnología OpenRan. “Nosotros hicimos el despliegue 5G más grande con una red standalone y por eso queremos traer todo ese conocimiento a la región”, agrega. 

Además, destaca que en países como México, Chile y Brasil, estas colaboraciones suelen incluir tanto a empresas privadas como a entidades gubernamentales, especialmente en proyectos de transformación digital en zonas rurales. 

Sin embargo, resalta que en comparación con otros países de la región, Colombia presenta un alto potencial de crecimiento en términos de conectividad. «Colombia es un país joven y empresarial con una fuerte demanda de conectividad. A pesar de tener una penetración de internet rural del 25% y una cobertura total del 65%, el objetivo del gobierno es alcanzar el 85%», menciona. Este ambicioso objetivo se apoya en proyectos como el del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que busca involucrar a ISPs locales y juntas comunales en la gestión y operación de la infraestructura de internet en áreas rurales.

Futuro de las redes

El vicepresidente de Hughes también se refiere a los retos y metas futuras de la empresa tanto en Colombia como en América Latina. «Nuestra principal meta es comercializar la capacidad de nuestros nuevos satélites, seguir creciendo en sectores como el soporte de Defensa, wifi para aviones y movilidad, y establecer acuerdos regionales para la expansión de redes utilizando tecnología satelital», concluye.

Para ello, se tiene proyectados lanzar nuevos satélites en banda S, donde trabajan los equipos de celular normales  lo que permitirá comunicaciones más directas y efectivas, como el poder utilizar espectro”, comenta. 

La sinergia entre internet satelital y redes 5G promete transformar el panorama de las telecomunicaciones, especialmente en regiones con desafíos geográficos y de infraestructura. Con proyectos en marcha y una visión clara hacia el futuro, la colaboración entre estas tecnologías abre un camino prometedor hacia una conectividad más inclusiva y robusta en América Latina.